Envíos a toda la península por 12€

Electrolisis

Los mejores Electrolisis

Touch Evo clorador salino BSV

881,56 1.055,08  IVA incl.

0,00 €

Bomba dosificador VCO Dosim

171,52  IVA incl.

141,75 €

Clorador salino Innowater SMC + PH Wireless

851,54 1.780,09  IVA incl.

0,00 €

CTX GO SALT + PH clorador salino

1.220,59 1.919,36  IVA incl.

0,00 €

CTX GO SALT clorador salino

719,65 1.414,79  IVA incl.

0,00 €
ver más productos

¿Qué es la electrolisis?

Para saber en qué consisten y cómo funcionan los sistemas de electrólisis para piscinas, en primer lugar creemos que debes saber en qué consiste este proceso. La electrólisis es un proceso químico que utiliza corriente eléctrica (12v) para provocar una reacción química no espontánea. En la electrólisis, se emplea una corriente eléctrica para forzar el flujo de electrones de un electrodo a otro, a través de una solución o un fundido de iones. Esto provoca la transmisión de iones y la transformación de sustancias químicas en la solución.

Dentro de una celda de electrólisis, se colocarían dos electrodos en la solución, uno llamado ánodo y el otro cátodo. Esta solución que conduce la electricidad, podrán ser una disolución acuosa de sales, un fundido metálico, entre otros. Al aplicar una corriente eléctrica a través de los electrodos, los iones cargados positivamente son atraídos hacia el electrodo negativo o cátodo, mientras que los iones cargados negativamente son atraídos hacia el electrodo positivo o ánodo.

En el cátodo, los iones positivos ganan electrones y se reducen, mientras que en el ánodo, los iones negativos pierden electrones y se oxidan. La reacción química resultante depende de la naturaleza de los iones presentes en la solución. Este proceso tiene una amplia variedad de aplicaciones industriales, como los sistemas de electrólisis para piscinas, siendo uno de los mejores equipos para conseguir una correcta desinfección, mediante la producción de cloro con sal.

¿Cómo funcionan los sistemas de electrólisis para piscinas?

Los sistemas de electrólisis salina que ofrecemos en H2O para piscinas, basan su funcionamiento en convertir la sal que hay presente en el agua de la piscina en cloro. La electrólisis en piscinas es un proceso químico en el que con una corriente eléctrica se utiliza para descomponer una sustancia en sus componentes básicos. En el caso de los sistemas de electrólisis salina, la corriente se emplea para descomponer las moléculas de la sal en cloro y sodio.

Los sistemas de electrólisis para piscinas están compuestos por un generador de cloro, el cual se instala en línea con el sistema de filtración de la piscina. Este equipo generador de cloro contiene celdas de electrólisis, que son capaces de transformar la sal del agua en cloro, mediante el paso de una corriente eléctrica a través de las celdas. En lo que se refiere a la cantidad de cloro que se produce durante el proceso, dependerá de la cantidad de sal que hay en el agua de la piscina, así como de la intensidad de la corriente eléctrica que se usa (amperaje).

Con esto, una vez que el sistema ha producido el cloro, este se disuelve en el agua de la piscina combinándose con los contaminantes, como son diferentes microorganismos y residuos, desinfectando el agua para poder darse un baño saludable. Una vez que se completa el proceso de desinfección, el cloro vuelve a convertirse en sal, mediante un proceso que se llama reducción, comenzando así el ciclo de nuevo.

Con esto, podemos decir que los sistemas de electrólisis por ionización son la mejor alternativa a la adición de cloro directamente al agua. Este proceso es mucho más seguro, más eficiente y respetuoso con el medio ambiente. Si tienes piscina, olvídate de la irritación en los ojos y la piel tras un baño con estos sistemas de electrólisis salina.

¿Qué ventajas ofrece un sistema de electrólisis salina?

Como ya hemos dicho, los sistemas de electrólisis para piscinas son dispositivos que producen cloro y otros productos químicos a partir de la sal que hay presente en el agua de una piscina. Estas son algunas de las ventajas que ofrece este método de desinfección del agua de piscinas:

Reducción del cloro almacenado

Con los sistemas de electrólisis para piscinas, la necesidad de tener cloro desaparecerá. De esta forma, no tendrás que comprar este químico, lo que te permitirá no tener que almacenar o guardar esta sustancia en casa. De esta forma, podrás reducir el riesgo de forma considerable de cualquier tipo de accidente con esta sustancia.

Menor irritación

El cloro es conocido como una sustancia que puede provocar diferentes irritaciones, como en la piel o en los ojos. En este sentido, como el cloro se produce mediante el sistema de electrólisis, este es mucho más suave que el cloro tradicional. De esta forma, cualquier persona que decida nadar o bañarse en la piscina, verá como sus ojos ni su piel se irritan tanto.

Escaso mantenimiento

Con la instalación de un sistema de electrólisis para piscinas podrás ver como no tienes que preocuparte tanto del mantenimiento de la piscina. Al no tener que añadir los productos químicos directamente, no se darán problemas de equilibrio químico en la piscina. Además, al no tener que comprar cloro, también podrás ahorrar dinero ni tener que estar revisando continuamente los niveles de cloro.

Reducción de olores

El cloro combinado (cloramina) es el responsable de la irritación en los ojos, mucosas y la piel, además también es el responsable del típico olor a lejía. Nuestros equipos de electrólisis salina ayudan a mantener las cloraminas en concentraciones bajas, por ese motivo tu piscina no tendrá olor a cloro, lo que también supone un beneficio.

Eficiencia energética

Otro punto clave de los sistemas de electrólisis para piscinas que tenemos disponibles es que cuentan con un consumo energético menor que los sistemas de cloro tradicionales. De esta forma, podrás notar como la factura energética se ve reducida con el uso de estos sistemas.

Agua más clara y estética

Podrás notar que el azul es mucho más bonito, con un mayor nivel de claridad y nitidez en el agua, en comparación con el cloro tradicional. Esta claridad que se consigue con los sistemas de electrólisis para piscinas tiene una explicación científica.

Al hacer pasar las diminutas partículas que enturbian la piscina por la célula, o electrodo, del clorador, este tiene un efecto floculante. Esto significa que agrupa las partículas y permite una filtración más efectiva. De esta forma, podrás notar como tu piscina está más bonita y no tiene ese aspecto blanquecino que suele tener cuando se abusa del cloro.